Se nos acaba el agua

Revelaciones
Margarito Escudero Luis
Vuelve a tocarse el tema del agua. Cada vez que esto sucede, el tono es más escabroso.
El peligro de que nos quedemos sin agua potable es real, pero también figuran muchos intereses en el manejo de este líquido, olvidando por completo que es necesario para la supervivencia de todos los seres vivos del planeta.

Hace más de 30 años que se viene advirtiendo sobre la posibilidad de perder las fuentes de insumo de agua por no cuidarlos, por no asegurar que el ciclo del agua se realice sin ninguna traba y los humanos nos hemos dedicado sólo a destruir el entorno y deteriorar nuestras fábricas de agua.

Desde siempre se ha dicho que los bosques juegan un papel importante, tanto para la generación del líquido, como para mantener puro el aire, pero hemos preferido la riqueza artificial del dinero a la riqueza que sustenta la vida de todos.

Hoy, la tremenda deforestación de la sierra de Soteapan, pone en riesgo el abasto de agua de varias importante ciudades del sur de Veracruz. Y no es que la población haya crecido, y ese sea el único factor que nos amenaza, ni las pretensiones de los pobladores de la Sierra, donde se encuentra enclavado el manantial que nos surte.

El problema real es que no se cuidó el entorno, no se crearon las políticas para evitar la deforestación, los planes de reforestación que supuestamente se pusieron en marcha, fueron sólo de pose, pues aquellos que salieron en la foto dizque reforestando, sembrando arbolitos, fue con la intención de mostrarse ante los lectores de periódicos y consumidores de televisión como “preocupados por la ecología”, pero en realidad no hicieron nada.

Luego se pretendió echarles la culpa a los pobladores de la Sierra, como los culpables de la deforestación con todas las consecuencias que esto trae, y estas personas lo único que hacen, es llevar árboles secos para procurarse fuego en sus hogares.

Tanto el gobierno, como las organizaciones sociales y los individuos, hemos descuidado nuestro compromiso con nuestra propia salud y subsistencia, hemos echado en saco roto las advertencias y ahora pasaremos a la etapa de lamentaciones.

Desgraciadamente, esta tierra de la abundancia ya llegó a su límite. Ahora tendremos que actuar de manera diferente para evitar quedarnos sin agua. Lo importante es evitar que los intereses de empresarios y políticos contaminen de nuevo el abastecimiento de agua para los ciudadanos.

POTABILIZACIÓN CASERA
No basta con pagar el recibo de CMAS, que de por sí es un bastión de grupos políticos locales, cada ciudadano debe adquirir un verdadero compromiso para cuidar el líquido, nadie puede vivir sin agua y estamos corriendo el riesgo que nos la secuestren y tengamos que dar más que impuestos y recibos puntualmente pagados para poder contar con algunos litros del vital líquido.

Parece que aún estamos a tiempo de buscar formas novedosas de abastecimiento, como aprovechar la lluvia, educar a la población para que aplique directamente en cada domicilio métodos para potabilizar el agua de lluvia.

Pero si eso no interesa a los políticos, entonces hagámoslo sin ellos. Debe haber instancias interesadas en la preservación de nuestra cultura, especie y raza y, por supuesto, hay metodología y técnicas sencillas para acumular y potabilizar el agua.

Dejemos que la naturaleza haga su trabajo sin entorpecerla, es la única forma de que tengamos agua y aire limpios, de calidad y para siempre.

¿CAMPEÓN SIN CORONA?
En el evento llamado Campaña Verano Coatza, organizado por el Ayuntamiento de Coatzacoalcos, se realizó un torneo de ajedrez al que acudieron destacados ajedrecistas de la región, verdaderos campeones de talla nacional que se preocupan por fomentar el llamado deporte ciencia.

El caso es que con su presencia dieron brillo a este torneo, donde también participaron más de 50 niños que se inician en esta disciplina.

El caso es que todo mundo sabe que en un torneo siempre alguien sale triunfador, un ganador al que hay que reconocerlo y, se acostumbra en cualquier deporte que el ganador de “la final” se lleve un trofeo.

Pero en esta ocasión, nada, ni un diploma, menos trofeo. Entonces ¿de qué se habla?
¿Cómo es que se organiza un torneo sin que se cuente con todo lo necesario?, pareciera que las autoridades se aprovechan del talento de la gente. ¿Cómo la ve?

Comentarios: melmex@coatzadiario.com

Comentarios

Entradas populares