El Vice rector desconocido

Revelaciones
Margarito Escudero Luis
Por fin hubo cambios en la Universidad Veracruzana. Luego de tanta espera se realizó el relevo del vicerrector CP Enrique Ramírez Nazariega y desde hace pocos días, despacha en las oficinas de Chihuahua y México el nuevo funcionario.

Sin embargo, hay mucho por contar de esta historia, pues al parecer, en Coatzacoalcos no hay elementos suficientemente preparados para ocupar un cargo de ese tamaño.

Y este comentario se debe a que Ramírez Nazariega fue el primer y (hasta ahora) único vicerrector nativo de Coatzacoalcos, que duró dos periodos y algo más, en medio de reproches de sus propios compañeros de facultad y del resto de la comunidad universitaria local.
Pero, eso no fue obstáculo para que otros funcionarios albergaran la esperanza de poder ser señalados para ocupar el cargo.

Los suspirantes
Cuando se avecinaba el fin de la era Ramírez Nazariega, comenzaron a barajarse nombres, Erubiel Flandes, de Ciencias Químicas; Ciro Castillo, de Ingeniería, José Antonio Fernández, de FISPA.

Incluso, el nombre del último se manejaba como el más viable aspirante a la vice rectoría y hasta equipos se habían formado, pues la corriente sonaba fuerte.

Pero algo pasó. Nadie sabe qué, nadie preguntó y muchos hasta se alegraron de que se le cayera la sopa al Dr. Fernández, antes de llegarle a la boca.

El nombre del Dr. José Antonio Figueroa, director de la Facultad de Ingeniería en Sistemas de Producción Agropecuaria (FISPA), con sede en Acayucan, ni siquiera figuró en la terna que propone el vicerrector saliente.

Obviamente, el Vicerrector tendrá que proponer a la gente que conoce, a sus cuates, sus compañeros tal vez, pero se esperaba algo mandado desde Xalapa, como fue, pero con otro nombre.

El relevo se cocinó en Xalapa
El relevo de Ramírez Nazariega comenzó a cocinarse desde mucho tiempo atrás, pues a la Facultad de Acayucan llegó un Dr. de Guadalajara, de nombre Carlos Ávila Bello que ni siquiera estudió en la UV y Fernández Figueroa le abrió las puertas, se le dio tiempo completo, cuando muchos catedráticos de la UV pasan años antes de aspirar a un medio tiempo, incluso el mismo Enrique Ramírez veía difícil poder hacerse de un medio tiempo luego de su gestión.

Entonces el Dr. Ávila recién llegado a FISPA, cuando había otros elementos ahí mismo y en el resto de la región Coatza-Mina-Acayucan, el nuevo, el de afuera, les brinca a todos y es el nuevo vice rector de una región que ni siquiera conoce.

Ávila Bello tiene un doctorado en su haber y, al parecer esa es su recomendación más grande, pues en el ánimo del rector Raúl Arias Lovillo, está la ponderación de la investigación y, si hay algo que falta en la región, son doctores.

Sí hay doctores en el sur
En Minatitlán la UV tiene dos doctores y una doctorante, uno en la facultad de Medicina y otro más en la Facultad de Trabajo Social y la aspirante es una catedrática de medicina.

Otros destacados personajes de las facultades que integran el campus Coatzacoalcos, ha han hecho ahí mismo, iniciaron una carrera en la Universidad Veracruzana, siguieron las normas establecidas por los rectores en turno y continuaron formándose, alcanzando los grados académicos de Maestrías y posteriormente Doctorados.

Sin embargo, a la vista de las autoridades, ninguno de ellos tiene los méritos suficientes para dirigir esta región de la UV, excepto Ramírez Nazariega, que no es doctor.

El caso es que el rector Raúl Arias, prefirió al Dr. Ávila Bello que apenas si tiene cinco años de antigüedad en la UV, se ha involucrado en algunos proyectos de la universidad en la región y, según se dice, eso le dio presencia.

La verdad es que en la región Ávila Bello es un ilustre desconocido que pasa por encima de muchos que se han preparado según lo ha requerido la institución y que de siempre han sido hechos de lado cuando de ocupar puestos de relevancia se trata.

Es bueno saber que personajes de esta región se están preparando para ofrecer a la sociedad más calidad en la educación, así, la Universidad Veracruzana ya cuenta con catedráticos con grado de Doctor en los 4 campus del sur de Veracruz, Huazuntlán, Acayucan, Minatitlán y Coatzacoalcos, lo malo es que aún no reúnen los méritos suficientes para estar en el ánimo del rector. Hay que grillar más.

Comentarios: melmex@coatzadiario.com

Comentarios

Lo Mejor

México, país de contrastes lamentables

La desgracia de COFISUR

México, país codiciado e inofensivo