Negocio con el cambio climático

Mucho hemos insistido sobre la importancia del cambio climático y sus devastadores efectos en la forma de vida humana y, en general las afectaciones que producirían en toda la vida que se ha desarrollado en este planeta.
Varias organizaciones ecologistas se dieron a la tarea de difundir esos efectos, pero nadie o casi nadie les hizo caso.

Fueron tratados como catastrofistas o simplemente eran ignorados.

Incluso quien puso en boca del mundo el agujero en la capa de ozono, fue tratado como demente, cuando ya era evidente el adelgazamiento en la capa atmosférica que nos defiende de los rayos UV del Sol.

Sistemáticamente, gobiernos de los Estados Unidos se negaron a suscribir el Protocolo de Kioto, en el que deberían comprometerse a implementar políticas tendientes a proteger el medio ambiente.

Cumbre climática

Hoy, luego de ignorar este acontecimiento, líderes mundiales se reúnen para tratar el asunto en un ambiente de escepticismo, a pesar de los avisos, cada vez más dramáticos que la naturaleza nos envía.

Sin embargo, a los líderes del mundo solamente les interesa que la economía no se detenga y mucho menos se caiga, como si el dinero por sí sólo pudiera sacar a la humanidad del problema de subsistencia que la falta de atención hacía el medio ambiente nos ha metido

No pueden desprenderse de la política actual, donde todo tiene que ver con la economía, con pérdidas, con dinero y, de todo quieres sacar raja.

El Gobernador Fidel Herrera estuvo en la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático celebrado en Copenhague, Dinamarca, como representante de la CONAGO y ahí dijo que la lucha contra el cambio climático debe ser compatible con el desarrollo económico sostenible y el combate a la pobreza.

Pues sí. Porque los dueños del gran capital saben que sus ganancias se basan en el deterioro paulatino del medio ambiente. Que cada vez que ajustan sus maquinarias para lanzar menos emisiones tóxicas al aire, disminuyen sus ingresos y que, una lucha a gran escala para revertir el cambio climático, los dejaría como cualquier ciudadano con ingresos medios.

Durante mucho tiempo se ha dicho y solicitado a los gobiernos tanto Federal como Estatal, que se apliquen políticas en zonas boscosas para evitar la deforestación y no pongamos en riesgo nuestras fábricas de agua, pero ninguna respuesta ha habido. Algunas empresas e instituciones se suben a la sierra dizque para sembrar arbolitos, posan para la foto y ya. Nunca regresan a ver cómo va su árbol, nunca se preocuparon para hacer que esos arbolitos se lograran y nunca les importó la forma de vida de las personas que radican en los bosques.

Más bien, el gobierno se hizo de oídos sordos y permitió la tala indiscriminada. Los bosques fueron saqueados por empresas madereras y luego quisieron culpar a los habitantes del bosque.

El argumento del Gobernador de Veracruz no tiene sentido, no puede estar el desarrollo económico por encima de la naturaleza, sino que ese desarrollo debe supeditarse a las leyes naturales y no a los reglamentos económicos y puede ser sostenible en la medida en que los seres humanos seamos un soporte para la naturaleza y no sus enemigos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ser honrado a fuerza

¿Cuál es el cambio que quieres?

¿Sismos provocados?