Ser cuate del jefe es mejor que estudiar

Tal pareciera que en esta país, o por lo menos en esta región, la preparación académica de los individuos no importa, no es tomada en cuenta para ser aplicada en la solución de los problemas que aquejan a la sociedad, para la elaboración de proyectos sustentables que vayan a incidir en el desarrollo humano de la comunidad o en cualquier actividad que hasta ahora ha quedado destinada exclusivamente para los amigos, lambiscones y parientes de quien esté en el gobierno.


Muchos ciudadanos buscan una oportunidad para mostrar sus habilidades en el ámbito social, pero resulta que esos espacios ya están reservados.

Se requiere ser un “mamador profesional” como lo ha calificado un distinguido veracruzano para poder ocupar un cargo en el ayuntamiento o en otra dependencia oficial, se requiere tener un “cuaderno del alma” incrustado en algún lugar de la política para poder acceder a una de esas jugosas chambas.

Los que hacen el verdadero trabajo de proyectar las acciones adecuadas, tendrán los cargos segundones y hasta tercerones y deberán conformarse con la mitad o menos, del salario de quien le toque como jefe, quien estará ahí para seguir lambisconeando al patrón.

Y esto se verá en la próxima comuna. Vea usted quienes la integran y entonces podrá sacar sus conclusiones.

Luego se preguntan por qué la gente prefiere irse de aquí.

Comentarios

Entradas populares