15 feb. 2010

La desidia nacional

La situación en el país es cada día más delicada. El empoderamiento de los grupos que operan al margen de la ley, es cada vez más fuerte, a pesar de los esfuerzos del gobierno por combatirlos y erradicarlos.

Lo que sucede en Ciudad Juárez, Chihuahua es una clara muestra de la falta de control gubernamental sobre los grupos delictivos violentos y del hartazgo de la gente ante la nula respuesta de las autoridades por asegurar una convivencia en paz para la ciudadanía.

Y en estos lugares podremos decir que está tan lejos Ciudad Juárez que no nos importaría lo que allá suceda y mucho menos nos afectaría.

Y esa es precisamente, la intención de quienes detentan realmente el poder en este país, mantener a la sociedad dividida, mantenernos ocupados en asuntos locales para evitar que se pueda hacer un análisis de una situación que realmente nos está afectando va todos como Nación.

De entrada, el presidente Calderón debería depurar su equipo de asesores, pues son ellos quienes mal informan al mandatario, por eso Calderón dijo que los jóvenes muertos en Ciudad Juárez, eran pandilleros. Craso error que le valió el desprecio de los juarenses, mientras el gobernador de aquella entidad, saca raja del asunto.

Separación del cargo

Los Chihuahuenses han visto de cerca la ineptitud de su gobernador y el alcalde de Ciudad Juárez para mantener el orden en la entidad y en el municipio, no son garantes de la paz social ni de procurar calidad de vida para sus representados.

Y éstos son los detalles que la propuesta de reforma política del presidente ha descuidado.

Los promotores de la citada reforma, hablan de un premio a quienes desempeñen bien su cargo, pero no hablan de un castigo a quienes, a todas luces, no estén dando resultados positivos a los que votaron por ellos.

Sólo cuando les conviene a los políticos se escudan en el “estado de derecho”, si no, observe esta situación en Chihuahua: Los ciudadanos hartos de la situación, enfrentaron al mismo presidente Felipe Calderón, exigen la renuncia del gobernador y del alcalde de Juárez, pero como eso no está contemplado en la ley, ni en la propuesta de reforma, pues no habrá juez que falle a favor de las exigencias del pueblo.

Los magistrados ya demostraron de qué lado están y cuidan más la chamba que la integridad de la Nación. ¡Qué pena!

Desidia criminal

El resto de los mexicanos no podemos seguir a la espera de ya no tener que perder para exigir y luchar porque se mejoren las condiciones en que se encuentra México.

Estamos siendo testigos desde la comodidad del sofá, como otros mexicanos se quedan sin nada, y vemos como se indignan ante la desfachatez con que las autoridades justifican su ineptitud.

Nos horrorizamos al enterarnos que 16 jóvenes estudiantes son masacrados por elementos del crimen organizado y son llamados “pandilleros”.

Vemos y admiramos la valentía de una madre que se enfrenta al presidente, que encara al país entero y la dejamos sola con su dolor.

Esa señora perdió a sus únicos dos hijos, ya no tiene que perder, por eso se atreve a decirle a Felipe Calderón que no es bienvenido en aquella humillada ciudad y el presidente de “las manos limpias” no desaprovecha la oportunidad de burlarse y anuncia que volverá a Juárez, cuando en una manifestación, la gente le pide que renuncie, junto con el gobernador y el alcalde.

De mientras, el resto de los mexicanos permanecemos en esa desidia criminal y cuando nos toque, nadie vendrá a echarnos la mano, sólo nos tendrán lástima gracias a la televisión.

Compromiso social

Hace falta redefinir nuestros valores e incluir el compromiso social como una prioridad y que el concepto no sólo sea retórica electoral.

Recién denunciaron representantes de partidos políticos que el Instituto Federal Electoral (IFE) se está prestando al juego sucio, al empadronar a ciudadanos tabasqueños que son “acarreados” para que manifiesten un supuesto cambio de domicilio a tierras veracruzanas.

Dos mil pesos les pagan a éstas personas para que vengan a Veracruz a empadronarse al IFE y luego venir a votar.

Es una cochinada, sin duda. Pero los presuntos candidatos a la contienda electoral, en lugar de reorganizar sus estrategias de campaña, prefieren retirarse, pues con esta jugarreta, el triunfo está asegurado para el candidato del partido que está pagando a los tabasqueños.

Entonces: ¿dónde está su compromiso con la ciudadanía a la que están dispuestos a representar?

Aquí tienen la gran oportunidad de convertirse en un auténtico líder social, pero… sólo ven el empleo de alcalde, diputado o gobernador. En realidad, poco o nada les interesa que el pueblo siga siendo burlado.

Comentarios: mexmel@gmail.com

9 feb. 2010

El desquite de la naturaleza

Los avisos de la naturaleza son cada vez más intensos, más devastadores, más crueles.


Sin embargo, ni siquiera los afectados se dan cabal cuenta que el cambio climático es una realidad, que el daño que le hemos causado a la naturaleza se nos está volviendo en contra.

Algunas, muchas personas todavía tienen la fantasía de que no les va a tocar, que por vivir en zonas donde nunca o pocas veces se presentan fuertes lluvias y vientos huracanados, jamás tendrían un situación de emergencia debido a inundaciones.

Pero la realidad es otra, muy diferente. Y pareciera que la naturaleza escogerá precisamente los lugares donde no se han dado estos eventos para anunciar que la cosa va en serio.

Las llamadas lluvias atípicas que azotaron Michoacán, Distrito Federal y el Estado de México, es el más claro ejemplo de cómo el medio ambiente está respondiendo, que además del daño causado a la naturaleza, se conjuntan las cosas mal planeadas o de plano sin tomar en cuenta estas eventualidades.

Lo increíble es, que la gente afectada, aún se lamente echándole la culpa al gobierno y no asuman su responsabilidad como ciudadanos. Es verdad que las autoridades no cuidaron algunos “detallitos”, pero el irse a vivir en un lugar donde ya estaban esos riesgos, es parte de la responsabilidad de cada quien.

Es verdad que es terrible lo que ha sucedido. Es lamentable que muchas familias hayan perdido su patrimonio, incluso vidas.

Mientras el gobierno y todos nosotros sigamos midiendo estas cosas en función monetaria, no tendremos una salida viable, pues sería imposible competir contra la naturaleza, todo sería exageradamente caro, no hay cantidad imaginable para revertir el daño hecho.

Tal vez aún tengamos una oportunidad. Depende de nuestra propia organización como sociedad y como individuos, sin esperar que alguna instancia gubernamental nos diga cómo hacerle, pues en esos lugares, sólo están pensando en las próximas elecciones.

2 feb. 2010

Las disciplinas olvidadas

Pues a pesar de la bendición recibida por Gonzalo Guízar el pasado 26 de enero, en el marco de la rendición de su informe llamado “de resultados”, donde fue destapado para la candidatura a la alcaldía de Coatzacoalcos, junto con Javier Duarte y Fidel Herrera, para Gubernatura y Los Pinos, respectivamente, aún hay discrepancias.

Ya no se da la disciplina a fuerzas, como sucedía antes, cuando el gran elector decidía quienes serían los candidatos y todos aceptaban sin chistar.

En Coatzacoalcos, Joaquín Caballero Rosiñol, Secretario de Obras Públicas del Ayuntamiento, insiste que querer ser el candidato priista. “Estoy puestísimo”, dijo y agregó que le está echando muchas ganas y sólo está a la espera de lo que diga “el partido”.

Lo mismo está sucediendo con Héctor Yunes Landa, quien sigue a la espera de los tiempos de definición priista.

Lo que no se ha dicho hasta ahora, es si estos dos personajes, con sus respectivos grupos políticos, harán o hacen equipo para llevar las contras.

Resultaría muy interesante ver que harán cuando quede legalmente establecido que los candidatos son Javier Duarte y Gonzalo Guízar. ¿Emigrarán del PRI?, ¿lanzarán candidaturas independientes?, ¿irán a otro partido? O finalmente se ¿disciplinarán para esperar mejores tiempos? Tendremos que esperar.

¿Y los otros agraviados?

Muchas cosas quedaron de lado en la información de cobertura nacional luego que le dispararan en la cabeza al futbolista uruguayo, Salvador Cabañas.

Muy interesados los medios nacionales en cubrir el estado de salud del americanista y el cauce que llevan las investigaciones policíacas.

Pero este caso desatapó una cloaca más. El ya famoso Bar Bar presenta una serie de irregularidades y las autoridades, ahora sí, corren a aplicar la ley.

Pareciera que en este país es necesario que algo grave le ocurra a un famoso para que salgan a la luz las atrocidades y corruptelas de las autoridades y los personajes influyentes.

Sólo basta recordar al caso de la guardería ABC en Sonora, donde hasta ahora, el gobierno no ha podido sacudirse los cuestionamientos e investigaciones. Ahí quedó de manifiesto la corrupción para otorgar permisos sin que se cumplan los requisitos de ley.

Igual sucedió en el caso de Alejandra Guzmán, sólo entonces se les puso atención a otras mujeres que también habían sido afectadas por este tipo de fraudes.

El caso del antro “News Divines” y otros establecimientos similares, se han visto envueltos en escándalos, donde pierden la vida seres inocentes y resulta que no están operando de manera legal.

Sólo entonces, el resto de los comercios de este giro son investigados. Se realizan operativos que al final resultan sólo pantallas para taparle el ojo al macho.

Luego de un tiempo prudente, todo vuelve a la normalidad y tan amigos como siempre.

¿Quién será el bueno que se atreva a limpiar esta mafia?

Por que no solamente es el giro negro donde se presenta. Está en todos lados.

¿Qué debe suceder para poder meter al orden a estos malos funcionarios?

Las quejas ruedan en las calles, todos saben dónde está la falla, pero nadie se atreve a poner n alto. Hay muchos intereses en juego.

Como un ejemplo. Taxistas de Coatzacoalcos se quejan por la competencia desleal del pirataje.

Afirman que han presentado quejas a la autoridad del transporte, la que sólo se hacen de la vista gorda. Los vehículos sin concesión, sin placas están perfectamente identificados, pero ningún agente los detiene.

Aseguran algunos chafiretes, que estos taxistas piratas “se mochan” con cincuenta pesos todos los días, pero ¿con quién?

¿Quiénes deben morir para que se haga pública y escandalosa esta situación?

Porque, en el caso de los autobuses de pasajeros, ya han muerto varios usuarios y no pasa nada, difícilmente subirá a un autobús de esos, Alejandra Guzmán o un futbolista extranjero para que todo México se entere de cómo operan en complicidad con las autoridades.

Va de chisme

Dicen por ahí que el equipo de futbol Delfines, de la tercera división, recibirá un tanque de oxígeno desde una conocida empresa cervecera.

Según trascendió, el empresario Víctor González, apoyará al equipo para que pueda hacer un decoroso papel en el torneo. Así, Delfines tendrá camisetas y otros accesorios seguros.

Lo mismo sucede con los Flechadores de Minatitlán, que la Universidad CEUNICO les está echando todo el apoyo, pues la directiva anterior se gastó todo el dinero.

La queja de los jugadores es que no van a los partidos.

Y cómo quieren que vaya la afición si ni siquiera se entera de dónde y cuándo juegan. Por ese lado, también falta promoción, lo que representa mucho dinero.

Ojalá se sumen más promotores, ya es tiempo de contar con otra forma de diversión aquí.